¿Por qué un software en la nube puede mejorar la educación en línea?

La colaboración híbrida llegó para quedarse, por lo que tendremos clases de manera presencial y también de manera remota.

Nos encontramos ante avances tecnológicos sin precedentes. A partir del año 2020, personas y empresas de todo el mundo tuvieron que aprender nuevas formas de realizar sus actividades. Los estudiantes debían conectarse desde casa para mantenerse informados, presentar sus trabajos y coordinar todo respecto a ellos. Los trabajadores debían cumplir con las tareas asignadas y también coordinar con sus equipos respectivos cada avance que permita la operatividad de las organizaciones, etc.

El sector de las telecomunicaciones y la tecnología de consumo se benefició de la modalidad de trabajo Home Office, debido a que todos tuvimos que adquirir equipos tecnológicos para mantenernos en actividad y/o actualizar los que teníamos hasta aquel momento: laptops, webcams, micrófonos, sistemas de iluminación, mejoras de conectividad, etc.

Al inicio de la pandemia, algunos proveedores de Internet solicitaron a sus clientes que hicieran un uso razonable y no intensivo del servicio debido a que las comunicaciones colapsaban durante algunos momentos. Tanto las empresas como las personas naturales aprendimos a interactuar en un nuevo espacio de trabajo virtual que nos permitía estar en cualquier lugar y podernos conectar en cualquier momento para retomar nuestro trabajo o actividad por medio de una conexión a Internet.

En el aspecto educativo, muchas universidades aún no habían implementado una plataforma digital para poder continuar impartiendo clases, mientras que otras ya contaban con plataformas conocidas como Blackboard, entre otras. Este tipo de sistemas permiten que las clases no sean interrumpidas, sino que sean impartidas en tiempo real e incluso permiten que los profesores puedan grabar las sesiones para que los alumnos revisen luego estos contenidos a fin de que sean apoyados en sus próximas evaluaciones.

Las evaluaciones online también fueron un reto para las casas de estudio debido a que era complicado determinar si un estudiante estaba realmente detrás de las respuestas brindadas; sin embargo, a pesar de estos desafíos, se implementaron sistemas que detectan la IP, generan respuestas aleatorias e incluso hacen uso de la webcam para verificar la identidad de los estudiantes.

La tecnología al servicio de la educación

LanSchool y otras plataformas digitales especializadas en la gestión del aula, permiten que los profesores se comuniquen con sus alumnos sin necesidad de estar en la misma ubicación o red LAN. A través de esta plataforma es posible que los estudiantes continúen su proceso de aprendizaje y logren una mayor productividad debido al entorno de colaboración eficaz.

Asimismo, cuenta con características de seguridad que incorpora en su sistema para la seguridad de los estudiantes. Es posible implementar el sistema por medio de almacenamiento local y servicios de nube. Además, estudiantes que tienen acceso a equipos con Windows, macOS, Chrome u otros también podrán conectarse para aprender de manera remota.

Esta plataforma no solo permite que se impartan clases de manera remota, sino también intercambio de mensajería e incluso que se comparta la pantalla de quien está brindando la clase.

Con toda certeza, la colaboración híbrida llegó para quedarse, por lo que tendremos clases de manera presencial y también de manera remota, lo mismo sucederá en las organizaciones, habrán trabajadores a distancia y también en un mismo espacio de trabajo.

Compartir noticia

Imprimir - Enviar a Email

Autor: Administrador - Fecha: 18/11/2021

Noticia sobre: Marketing, Noticias

Estás viendo: “¿Por qué un software en la nube puede mejorar la educación en línea?