¿Cómo usar Whatsapp con seguridad?

Whatsapp sigue siendo una aplicación que puede presentar amenazas para nuestra cyberseguridad. Vamos a repasarlas y a darte algunos consejos para poder chatear de forma segura con tus amigos.

Whatsapp se ha convertido en una de las aplicaciones más utilizadas en 2019, con cerca de 1500 millones de usuarios en todo el mundo, y su popularidad no ha hecho sino crecer desde que fue comprada por Facebook el pasado 2016.

Aunque entraña menos riesgos que redes sociales como Facebook o Instagram, Whatsapp sigue siendo una aplicación que puede presentar amenazas para nuestra cyberseguridad. Vamos a repasarlas y a darte algunos consejos para poder chatear de forma segura con tus amigos.

Utilizar una VPN

Una de las formas más sencillas de permanecer seguro utilizando Whatsapp es contar con una VPN para conectarte a través de ella. Una VPN mantendrá tu conexión encriptada en todo momento y te permitirá conversar con tus amistades y enviar y recibir archivos con toda tranquilidad. La encriptación de la VPN hará que sea imposible intervenir esas conversaciones por parte de terceras personas, incluso si te conectas desde redes públicas vulnerables como las de una cafetería o un aeropuerto.

Configurar la privacidad de Whatsapp

Lo normal es que tengamos a los contactos de nuestro círculo íntimo agendados en Whatsapp, pero con frecuencia tenemos también otros contactos que no nos resultan tan cercanos.

Quizá tengas también a compañeros del trabajo, a un amigo de tu hermana o incluso a aquel tipo al que compraste una vez una Nintendo DS en Wallapop. Si este es tu caso, es mejor eliminar a los contactos superficiales y ajustar las opciones de privacidad de Whatsapp para que tu estado o tu foto de perfil solo sean visibles para las personas que realmente merecen tu confianza.

Ocultar la localización

En algunas versiones de Whatsapp se muestra tu localización cuando envías los mensajes. Es importante tener siempre desactivada esta opción para prevenir posibles disgustos en el futuro. No es problemático que tu madre o tu compañera de piso sepan dónde estás cuando les escribes, pero recuerda que no todas las personas de tus contactos cuentan con esa misma confianza. Trata de mantener al mínimo la información que compartes con tus contactos de Whatsapp en general.

No compartir datos sensibles

Incluso si cuentas con una red segura y una conexión encriptada, es fundamental que no compartas por Whatsapp datos como contraseñas, tarjetas de crédito, cuentas bancarias o direcciones personales. Quizá no sean interceptados desde el chat, pero debes tener en cuenta que Whatsapp realiza una copia de seguridad de tus mensajes con mucha frecuencia.

Esta copia de seguridad se aloja en los servidores de Whatsapp y en tu dispositivo, de manera que, si un día pierdes tu teléfono, puede ocurrir que alguien lo encuentre y tenga acceso a esos archivos. La dirección de tu casa y los datos de tu cuenta bancaria no deberían estar en manos de desconocidos, ¿verdad?

Mantener el teléfono protegido con una contraseña

Por la misma razón, es fundamental que tu teléfono esté siempre protegido por una contraseña, cuanto más robusta mejor. No solo protegerá tus datos en caso de pérdida, sino que también los mantendrá a salvo de manos ‘amigas’ que pueden acceder a tus archivos en un descuido.

Más allá de los datos sensibles como los bancarios o universitarios, la privacidad de tus conversaciones es algo que solo te compete a ti y que no tiene por qué estar al alcance de tu novio o tu hermano. Es muy importante que hagas valer tu derecho a este espacio personal y que la información de tu teléfono quede siempre solo entre tu teléfono y tú.

Usar únicamente una versión original de Whatsapp

Esto raramente es un problema, pero en ocasiones puede serlo, y mucho. ¿Estás completamente seguro de que tu versión de Whatsapp es original? La única versión segura de Whatsapp es la que puedes obtener desde la Play Store de Google o la App Store de Apple. Si la has instalado desde ahí, no tienes que preocuparte: tu versión de Whatsapp es la correcta. Pero ten cuidado. Hay versiones modificadas que circulan de forma independiente en forma de archivos apk.

Si la has instalado de este modo o si no estás seguro de quién realizó la instalación, lo más prudente es que lo desinstales y lo reinstales desde la Store. Un Whatsapp modificado puede estar interviniendo todas tus conversaciones y dejando expuestos los puertos de tu teléfono para la entrada de malware. ¡Esto es muy, muy peligroso!

Prudencia al añadir a contactos

Por último, nunca está de más insistir en la necesidad de ser prudentes a la hora de facilitar nuestro número de Whatsapp a extraños. Si no conoces a la persona, quizá es mejor esperar un poco antes de darle tu número de teléfono.

La mayor parte de la gente es amistosa, pero nunca se sabe quién puede ser un potencial agresor. Siempre es mejor ir despacio y asegurarse de que las personas que agregamos sean de nuestra plena confianza.

Compartir noticia

Imprimir - Enviar a Email

Autor: Administrador - Fecha: 05/05/2020

Noticia sobre: Noticias

Los comentarios han sido cerrados.